Laura Guerrero

Filosofía

Para mí la función del interiorista es la de la creación de espacios que reflejen las ilusiones, personalidad e inclinación estética de las personas que los van a disfrutar, resolviendo a su vez las necesidades de bienestar y confort de su vida cotidiana.

Capacidad de percepción, sensibilidad y experiencia son los instrumentos de los que me sirvo para intentar transmitir en los interiores el alma de las personas que lo habitan, desarrollando de esa forma un proyecto personalizado a cada cliente.

Conseguir ambientes personales y únicos a través de la combinación ecléctica pero coherente de materiales nobles, texturas, color y piezas escogidas con minuciosidad por el alma que transmiten en sí mismas y no por su valor, aunando al mismo tiempo, la utilización más efectiva del espacio y dando un protagonismo relevante a la iluminación .

Mis trabajos reflejan una cuidada selección en la búsqueda de la belleza y sencillez más exquisita, tratados de una forma natural y personal.

Mi experiencia en el mercado de las antigüedades, participación en subastas de Arte y especialización en Artes Decorativas pasadas y contemporáneas, me facilita la adquisición de piezas interesantes por su singularidad y precio que enriquecen mis proyectos.